- Blog Sexología - http://www.blogsexologia.com -

Anticoncepción de emergencia: el último recurso

Cuando no has tomado las precauciones necesarias antes del contacto sexual, todavía puedes prevenir un embarazo [1] no deseado con la anticoncepción de emergencia, el último recurso. Para lograr esta protección posterior, no debes dejar pasar más de un par de días luego del contacto, de lo contrario no surtirá efecto.

Las pastillas anticonceptivas son el método de planificación familiar más práctico, efectivo y utilizado. Para que su eficacia preventiva sea...

La anticoncepción de emergencia no es una novedad, de hecho, ha sido utilizada por la comunidad médica desde hace décadas y su principio no difiere del de los anticonceptivos estándares, lo que varía es la dosis.

En la actualidad, el método más utilizado es el que se conoce como “la píldora del día después”, que consiste en un anticonceptivo oral con elevadas dosis de estrógeno (etinil estradiol) y progestina (levonorgestrel o norgestrel), que debe ingerirse antes de las 72 horas, luego de la relación y que en muchos casos requiere una segunda dosis, 12 horas después de la primera. También existen pastillas de una sola toma, con un contenido de estrógeno y progestina muy superior a la presentación en dos tomas.

La efectividad de los anticonceptivos de emergencia es de un 85% aproximadamente, aunque en definitiva, menos del 2% de las mujeres que toman la píldora correctamente quedan embarazadas. Esto se debe a que el embarazo no ocurre en todos los casos de contacto sexual, aún sin tomar ninguna protección.

El embarazo adolescente presenta mayores riesgos prenatales, durante el parto y para la salud del bebé que el de la mujer adulta. A estos riesgos se...

El riesgo de quedar embarazada tomando las píldoras anticonceptivas de emergencia es mucho mayor en mujeres que utilizan frecuentemente este método, frente a las que utilizan los anticonceptivos de forma regular.

Esto demuestra que los anticonceptivos de emergencia no pueden ser sustitutos de los anticonceptivos regulares, ya que se trata de medicamentos con concentraciones hormonales mucho mayores que los anticonceptivos comunes. Su uso debe ser ocasional, como último recurso para prevenir un embarazo luego de relaciones sexuales sin protección.

Los médicos recomiendan que este método sea utilizado en aquellos casos en que el método anticonceptivo regular falla o ha sido utilizado inapropiadamente, en casos de violación o en casos de encuentros sexuales sin protección.

Como ya dijimos, si se trata de un anticonceptivo de dos tabletas, debes tomar la primera antes de las 72 horas del encuentro sexual y la segunda, 12 horas después de la primera. Si se trata de una píldora única, debes tomarla antes de las 72 horas del acto sexual.

¿Cómo funciona la anticoncepción de emergencia?

Estas píldoras evitan la liberación del óvulo o su fertilización, pero no pueden interrumpir un embarazo. Por lo que no te servirán como abortivo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, no hay contraindicaciones para estas píldoras, son muy seguras si las tomas correctamente. Aunque podrías sufrir algún efecto secundario pasajero, como vómitos, dolor de cabeza, náuseas o mareos. Lo que debes controlar son los vómitos, pues de ocurrir antes de dos horas de la toma, deberás tomar nuevamente la dosis, pues la eliminarías de tu organismo. Si el vómito se produce luego de las 2 horas, se considera que ya fue asimilada y sólo deberás tomar la segunda dosis.

Otro efecto secundario que podría presentarse es un desajuste con tu menstruación un pequeño sangrado. Pero si tu menstruación tiene un retardo superior a siete días, consulta con tu médico.

Es importante que recuerdes que la anticoncepción de emergencia no te protege contra las enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el SIDA.